Como se cotiza un servicio

Calcular cuánto cobrarle a un cliente por un servicio puede ser mucho más difícil cuando se trata de algo intangible. ¿Cómo mide el costo de su conocimiento y experiencia?

“Vender un servicio o un conocimiento no es lo mismo que vender zapatos”

Una de las diferencias que encuentra el empresario es que, en su caso, debe contactar con los clientes para preguntarles en qué lo pueden ayudar: “una vez identificada la necesidad del cliente, se hace un breve diagnóstico y se le pregunta cuáles son sus expectativas”. Y en función a eso, la empresa define la propuesta técnica y económica.

Como los servicios son intangibles, el cliente no es objetivamente consciente de lo que recibirá y podría tener una tendencia a restarle valor al servicio o infravalorarlo.

Por otro lado, el costeo mismo es complejo ya que, a diferencia de los tangibles (donde es fácil identificar y asignar los costos de un producto: materia prima, mano de obra, etc…), en el caso de los servicios, hay que encontrar los matices entre los costos directos y los indirectos.

Escribe un comentario

16 − dieciseis =